Home

[Pots llegir l’entrevista en català aquí]

(Viernes, 26 de julio de 2013)Diego Hernández SMP

MARTA ESCOBAR MARTÍ

¿Cómo se vive el debate soberanista en una multinacional como SMP que tiene plantas repartidas por todo el mundo? Diego Hernández estudió Dirección de Áreas Funcionales y es el director de la planta de Polinyà (Barcelona) de la empresa hindú SMP (Samvardhana Motherson Peguform), una fábrica dónde se produce, sobre todo, piezas para Seat y Audi. Su punto de vista puede ser interesante para saber qué se mueve en el interior de una gran empresa relacionado al proceso soberanista. Al mismo tiempo, Seat, como empresa representativa del sector del automóvil en Catalunya, es también un factor clave para constatar que la pérdida de ventas no se debe a un rechazo de los consumidores españoles a los productos catalanes, sino que la crisis es, posiblemente, la única culpable de que se pueda dar un descenso de la producción.

Actualmente, ¿la industria catalana depende del mercado español?

No, para nada. Depende del sector, pero industrialmente hablando, el sector del automóvil no tiene ninguna dependencia.

¿Qué atractivo puede tener Catalunya para que una multinacional del sector de la automoción invierta aquí y no en otra comunidad española?

La capacidad formativa y los centros de desarrollo e investigación que tenemos.

¿Se puede seguir afirmando que Catalunya es la fábrica de España?

Sí, rotundamente. En el mundo del automóvil, Catalunya sigue siendo el motor. Quizá otro sector industrial está más reñido con otras zonas. Por algunas circunstancias, Opel en Zaragoza no tiene las ventas que pueden estar teniendo Volkswagen o Seat aquí, y Ford en Valencia tampoco tiene las ventas que debería tener. Yo creo que en España, el sector del automóvil se está aguantando gracias a Catalunya.

¿Qué representan empresas como SMP para Catalunya?

Mucho porque nuestra empresa pertenece al sector más importante que tenemos en Catalunya, que es el industrial. Si una fábrica de automóvil como es Seat sigue siendo puntera en fabricación, pues todos los proveedores que estamos cobrando de ella somos los que mantenemos el eje laboral de Catalunya. Además, estamos representados en todo lo que son prácticas en el campo de la ingeniería, ADE y carreras similares.

Empresas catalanas han anunciado que a raíz de la Diada reciben boicot. Algunos consumidores españoles han comunicado por las redes sociales que contra Seat harían boicot porque se visualiza como empresa catalana. ¿Temen que se haga un boicot a Seat y, por tanto, ustedes no tengan tanta producción?

No. Fíjate que hoy Seat y Audi tienen el porcentaje de ventas más importantes. No olvidemos que Seat fabrica el coche con mejor aceptación de su sector, que es el Q3, y se fabrica aquí. Más del 40% de lo que está fabricando Seat lo está exportando y hay un porcentaje altísimo que se vende en Catalunya. ¿Quién lo va a boicotear? Además, es absurdo y no creo que nadie se lo plantee.

Hay estudios que tratan la cuestión catalana, como Measuring Costs and Benefits of Independence, que exponen que a la larga podría haber un efecto frontera entre España y Catalunya. ¿Está de acuerdo o, por contra, cree que los productos cada vez son más globales y las ventas no deberían verse afectadas por esto?

En mi opinión, y lo que comentas con los compañeros, clientes o proveedores, es que es un tema mucho más político que real. Lo que sí se vería afectado como representación de Catalunya, creo que sería el cava.

¿Porque se visualiza como marca catalana?

Sí. Por eso, yo creo que la marca Catalunya no es ninguna amenaza para el sector del automóvil.

En el caso de que Catalunya se independizara de España y no entrara en la Unión Europea, ¿SMP teme por las exportaciones porque, por ejemplo, impusieran aranceles?

No. Sería absurdo. Lo político y lo mediático es lo que está haciendo que más se comenten estos temas. Es muy difícil que Catalunya se independice, y lo digo a título personal, porque obviamente salir de Comunidad Europea y tener que plantearte un nuevo sistema de gestión es una decisión muy complicada. No por si nos boicotean o no.

De hecho, que el mercado español no compre tanto a Catalunya también puede deberse a la crisis económica.

Claro, absolutamente.

En 2012, Peguform, ahora SMP, incorporó 140 nuevos trabajadores en la planta de Castellbisbal. ¿Quiere SMP seguir incrementando su producción en Catalunya?

Las expectativas son buenas porque tenemos en cartera el salpicadero del Nissan y esto va a ir a nuestras plantas de Barcelona. Y, lógicamente, esto haría que incrementáramos la plantilla. Lo que pasa que nosotros aquí sí que estamos ligados a las ventas de mercado, ¿eh? El hecho de que extendamos el producto es bueno pero si las ventas bajan… Por desgracia, las previsiones no son buenas para el año que viene.

¿Debido a la crisis?

Sí, sí, por la crisis. No tiene nada que ver con lo otro. Si bajamos plantilla, es consecuencia de la bajada de ventas, de la pérdida de producción o de la salida de una fábrica de la zona. Lo normal sería incrementar por la entrada del panel de instrumentos de Nissan.

SMP ya está en España, Alemania, Brasil, México y Portugal, entre otros países. ¿Está trabajando SMP para expandirse a nuevos mercados?

Siempre vamos detrás del cliente. Si el cliente cree que el mercado a explotar es Australia, allí estaremos. De momento, las fábricas las tenemos siempre al lado de donde están los constructores. También estamos en China, en India, etc. y por tanto es una empresa global totalmente.

¿Es necesario bajar más los costes de producción en Catalunya para ser más competitivos?

Sí, somos muy poco competitivos. Ese es el problema español, ya no solo de Catalunya.

¿Comparado con el resto de Europa?

Sí. Y no en la mano de obra directa, porque trabajan a un ritmo como el de cualquier persona del planeta y tenemos grandes trabajadores, como en cualquier sitio. El problema que tenemos nosotros es la estructura indirecta, que es muy grande. Somos más grandes que nuestros países vecinos, por tanto, tendríamos que reducir en competitividad pero, sobre todo, en estructura indirecta.

Para una empresa como SMP, ¿un estado propio para Catalunya puede ser beneficioso o negativo?

Sería indiferente. No afectaría. Nuestro grupo es hindú, a ellos les preocupa poco que Catalunya sea del Estado español o no.

El hecho de que el debate soberanista esté encima de la mesa comporta un clima de incertidumbre y desconfianza para algunas ¿Puede desembocar el debate soberanista en la deslocalización de multinacionales como la suya o, por contra, no les preocupa?

No, para nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s