Home

[Pots llegir l’entrevista en català aquí]

(Viernes, 13 de diciembre de 2013)

José María Espejo C's

MARTA ESCOBAR MARTÍ

José María Espejo-Saavedra Conesa es diputado de Ciutadans en el Parlament de Catalunya. Antes ejercía como abogado en La Caixa, gracias a su licenciatura en Derecho y a otras titulaciones. Tengo la suerte de entrevistarlo justo el día después de que los partidos políticos a favor de la consulta anuncien la fecha y pregunta para realizarla. No obstante, tengo que centrarme en cómo la cuestión catalana influye al empresariado, pero no puedo dejar de preguntarle cómo recibió la noticia. Para él no ha cambiado nada porque “el proceso ya estaba abierto”. Hacemos la entrevista en castellano y la verdad es que soy yo la que elijo hacerlo porque él no tiene problema. Le estoy agradecida, él es la primera persona que me aportará un punto de vista opuesto a todo lo que se ha reunido hasta ahora en La qüestió catalana. Y es que a su juicio, “la opinión mayoritaria que existe en los medios de comunicación conlleva a que cueste expresar una opinión contraria”.

¿Ciutadans o Ciudadanos?

Com vulguis, tu mateixa. M’és igual.

¿Qué representa el mercado español para las empresas catalanas?

Su principal mercado, sin duda alguna. Hoy en día, Catalunya vende más a España que al resto del mundo y eso es lógico porque forman parte de un mercado interior dentro de un Estado. Renunciar a él o poner una barrera sería, desde el punto de vista económico, una decisión muy poco inteligente.

¿El mercado catalán, pues, también es importante para el Estado?

Evidentemente. Una separación de Catalunya y España traería efectos negativos no sólo para Catalunya sino también para España, eso es innegable.

¿Cómo cree que el proceso soberanista afecta a los empresarios catalanes o que tienen su empresa ubicada en Catalunya?

Puede afectar de distinta manera en función del sector en el que se desenvuelva su empresa. No es lo mismo una multinacional exportadora que un pequeño comercio de barrio. Pero al final, a la larga, un proceso independentista que culminase en la separación de Catalunya y España afectaría a todos. Ya se están dando advertencias por parte de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en España de que ahuyentaría la inversión. El debate independentista ya está ahuyentando la inversión y la independencia lo haría más aún. La incertidumbre no interesa a ningún empresario. Y la salida de la Unión Europea, que es una cosa que ya prácticamente no se discute, supondría la creación de barreras arancelarias. A las empresas multinacionales que podrían venir aquí, o que quieren exportar desde aquí, les afecta desde ya mismo.

Como usted ha dicho, no es lo mismo una multinacional que un pequeño comercio. ¿Cómo afecta, pues, al comercio de barrio?

Si algún día culminase un proceso independentista en Catalunya, es evidente que habría un descenso en la inversión de las multinacionales. Esto conllevaría a que hubiera más paro y, por lo tanto, menos consumo, que es lo que afectaría a ese comercio de proximidad.

Ayer se dio a conocer la fecha y pregunta de la consulta. Ante esta realidad y habiéndose anunciado ya casos de boicot, ¿es posible que se incrementen todavía más comportamientos como este?

Desde mi punto de vista, el hecho de que se haya publicado la fecha y la pregunta, no añade nada nuevo a la cuestión. El debate ya estaba puesto en marcha y esto es solo un paso más. Lo que pasa es que a cualquier hito que los partidos separatistas van fijando en el camino trazado, le van a dar un bombo tremendo pero eso no añade nada nuevo. Esperemos que no haya nunca ningún tipo de boicot porque es algo contraproducente tanto para productos del resto de España como para productos catalanes. Y los ciudadanos son lo suficientemente inteligentes como para no mezclar los sentimientos con este tipo de cuestión.

De todos modos, ya ha habido casos de boicot como el de Freixenet, que admitió en noviembre sufrir boicot tanto en Catalunya como en España.

Puede haber casos que se den en este sentido pero estoy convencido de que es una minoría. En cualquier caso, si los partidos separatistas continúan esta deriva, se genera una situación de división y confrontación social, que tiene su reflejo en todos los ámbitos. Pero si toda esta deriva avanza, por desgracia podemos ver como se incrementan esos comportamientos, que sería algo muy negativo para todo el Estado.

Igual para Catalunya, que para el resto de España.

Claro. Los efectos negativos lo son para Catalunya y para el resto de España. Por eso yo creo que hay que indicarles, especialmente a los ciudadanos catalanes, el engaño que están sufriendo por parte de los soberanistas. Nadie está negando los efectos negativos para España pero, en cambio, hay alguien que está negando que para Catalunya los habría. Y lo está negando el Govern y los partidos separatistas, que tienen la idea de que una Catalunya separada de España sería un paraíso cuando, para empezar, automáticamente quedaría fuera de la Unión Europea.

¿Cree que el aumento constante de las exportaciones catalanas puede incrementar el auge independentista?

El aumento de las exportaciones catalanas es una tendencia que se está produciendo en el conjunto de toda España y que tiene que ver con una reducción de los costes laborales y con un aumento de la competitividad que favorece las exportaciones. No es porque Catalunya sea una comunidad especialmente mejor en el sentido exportador que el resto de las comunidades españolas. Yo creo que no incrementaría el sentimiento independentista. Además, la tendencia exportadora se vería automáticamente frenada en caso de la independencia porque habría una barrera arancelaria.

Puede ser que algunas personas relacionan el proceso soberanista a un tipo de situaciones que, en realidad, no están relacionadas a esto. Es decir, el proceso soberanista pasa por delante de la crisis o la subida del IVA, por ejemplo.

Por supuesto. Hay personas que, con total legitimidad, están a favor de la independencia por una cuestión económica. Quizá no tienen en cuenta que la situación económica ha golpeado igual en el resto de España. Del IVA se paga el mismo tipo en Catalunya que en Madrid. En otras regiones de Europa ha pasado lo mismo y no por eso pretenden separarse.

Entonces, ¿se puede decir que la crisis ha sido la excusa para intensificar el proceso?

Sin duda. A mi juicio, se ha aprovechado de una manera muy poco ética la crisis que están padeciendo cientos de miles de ciudadanos catalanes para que el sentimiento independentista se convierta en separatista. Cuando una persona lo pasa mal y se le sugiere que le están quitando un dinero que es suyo para dárselo a otras personas, es lógico que piensen que les están robando. Como cuando Artur Mas dijo en un cartel que “La Catalunya productiva vive a costa de la España subsidiada”. Eso no solo favorece el sentimiento independentista, sino el de odio, que es lo realmente grave y que puede dividir a la sociedad.

¿El proceso soberanista puede conllevar cambios en las dinámicas de las empresas catalanas?

Aunque el gobierno de Catalunya lo pretenda ocultar, es evidente que las empresas están preocupadas y nerviosas. Al menos, las multinacionales y las empresas con grandes inversiones en Catalunya por la incertidumbre que se crea en un escenario como éste. Las empresas temen la incertidumbre económica y por eso atrasan o cancelan sus decisiones de inversión. Ha habido empresas catalanas que se han deslocalizado para irse a otros mercados. Pero es muy difícil que una empresa diga que eso se debe expresamente a un escenario político determinado. Aunque el señor Lara y Freixenet sí que lo han dicho explícitamente.

En este sentido, la Cámara de Comercio de Barcelona y el conseller Felip Puig aseguraron en octubre que “no hay riesgo de deslocalización”. ¿Dentro de Ciutadans, se teme por una posible deslocalización masiva de empresas ubicadas en Catalunya?

Evidentemente. Cuanta más incertidumbre añadimos a la cuestión, las empresas aplazan sus decisiones de inversión. Habiendo alternativas, las empresas prefieren la seguridad porque el dinero es así. Las empresas toman sus decisiones de acuerdo a esta clase de parámetros y si no saben si Catalunya en unos años puede quedar fuera de la Unión Europea y de la OTAN y tener aranceles, invertirán en otra zona más atractiva de Europa.

¿Cómo consecuencia del avance en el proceso soberanista, podría el gobierno central retirar el fondo de liquidez autonómica (FLA)?

No porque Catalunya forma parte de España y el FLA es un mecanismo para dotar de liquidez a todas las comunidades autónomas de España y Catalunya lo es. Por eso no cabe la posibilidad de que el Gobierno entre en esta dinámica de conflicto. Eso, y que tratasen a Catalunya como un ente fuera de España, es lo que le gustaría al gobierno catalán.

Permítame que le haga una pregunta por su vinculación con La Caixa. ¿Cree que está afectando actualmente el proceso soberanista a la entidad o mermando la confianza de sus depositantes e inversores en el resto del Estado?

Desconozco los datos concretos pero imagino que, evidentemente, una entidad que tiene la mayor parte de su negocio situado fuera del territorio catalán, debe estar preocupados porque si esta deriva sigue adelante, puede tener efectos por la gran identificación que existe de La Caixa con la marca Catalunya. Es una identificación muy positiva y, por lo tanto, si la marca Catalunya se hace antipática fuera, perjudicaría a las marcas de las empresas catalanas que tienen inversiones y negocios en el resto del Estado.

Usted es portavoz de Ciutadans en la Comisión de Bienestar, Familia e Immigración en el Parlament de Catalunya. ¿Cómo vive el empresariado inmigrante el proceso? ¿Entienden lo que está pasando en Catalunya?

Como empresariado, tiene las mismas preocupaciones que el nacional. Pero se añade el hecho de ser inmigrante. ¿Cómo afectaría una independencia al ejercicio de su ciudadanía? Si se levanta una frontera, una persona sin nacionalidad española tendrá que pedir un visado. Ahí empiezan a añadirse problemas. Además, no están siendo lo suficientemente informados de esta cuestión.

Para terminar, no puedo dejar de preguntarle por la consulta. ¿Cómo recibió ayer la noticia de que ya hay fecha y pregunta?

Un paso más pero no es una tremenda novedad porque estaba dentro del pacto de gobierno. CiU y ERC a cada paso que den le darán un bombo tremendo y parece que la independencia está a tocar y en realidad es un capítulo más del proceso que ya tenían trazado. La única importancia que le doy es la de poner de manifiesto que pretenden seguir la consumación de la ilegalidad y, por la forma que han planteado la pregunta, es un engaño porque puede interpretarse de mil maneras y, además, admite nueve respuestas posibles. Esto supone un nuevo fracaso de la política de Artur Mas y de su gobierno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s